Translate

Tuesday, November 16, 2021

Se nos vino el mundo encima

Creo que nadie está exento que de un momento a otro le pasen cosas que no esperaba y en las que, dada su gravedad, parece que el techo se les estuviera derrumbando, mejor dicho, que el mundo se les estuviese cayendo encima. Esto es común en muchas personas y situaciones, teniendo en cuenta que en muchos casos no podemos hacer nada para evitar la incomodidad y, porque no decir, la asechanza de lo que nos está pasando ¿Y la solución para el hecho que nos atormenta cuál es? Solo dos, y estas son tener calma y fe, de forma tal que Dios se encargue de aquel futuro cuyo desenlace no podemos en el momento predecir para dedicarnos a lidiar en el presente con el asunto en cuestión, pidiéndole también a El que nos asista y guie en tales circunstancias.
Por eso resulta mas que conveniente evitar que nos “panda el cúnico” tal y como lo recomendara en los años setenta el célebre comediante y libretista Roberto Gómez Bolaños en su inolvidable serie “El Chapulín Colorado”. Resulta en tales estados entonces muy necesario el poder combinar la calamidad con la serenidad, evitando de esta forma que el agite nos impida pensar adecuadamente para afrontar y quizás también resolver, la situación que nos agobia.

9 comments:

Carlos Augusto Pereyra Martínez said...

La serenidad nos puede dejar espacios, para pensar mejor, más allá de la catástrofe o el cataclismo. Un abrazo, apreciado Ricardo. Carlos

Manuel said...

Sabios consejos, para momentos difíciles o de agobio. Y me refiero principalmente a la confianza en Él, que es quien verdaderamente nos puede sacar siempre, de ese atolladero.
Un fuerte abrazo, estimado amigo Ricardo.

Jose Ramon Santana Vazquez said...

nuestro cerebro da las ordenes y son los origenes de sus impulsos ,ya sea para que como bien dice Chapolin les dominemos o no ,es una lucha interna donde Seneca dice ser sabio quien se la logre abatir en forma de serenidad constante a prueba de todo , estupenda reflexión nos dejas Ricardo ,recibe mis saludos y un fuerte abrazo de amistad . jr.

J.P. Alexander said...

Es una buena reflexion tratar de mantener la clama aveces es muy dificil pero con fe y trabajo se puede salir a flote. Te mando un beso

Ingrid Zetterberg said...

Querido Ricardo, si, es terrible cuando nos sucede algo en que sentimos que el mundo se nos viene encima, yo he pasado por situaciones así, de las que prefiero no acordarme. Y a veces es muy difícil echar mano de la serenidad. Gracias por tocar este tema tan humano. Un abrazo.

Rainbow Evening said...

Agree with you that only God can guide us to overcome the severity...

Thank you for sharing your reflection...

Sandra Figueroa said...

Difícil situación, aveces cuesta serenarse, saludos a la distancia, cuídate mucho amigo Ricardo.

RECOMENZAR said...

Aceptar asi de facil es todo

Unknown said...

Gracias por recordarnos que todo puede suceder porque no tenemos control de la vida que hoy es muy frágil. La fe nos acerca al Omnipotente y el miedo hace lo suyo con el verdugo de la humanidad
Lucifer
MIL bendiciones por siempre y gracias

Followers

Blog Archive