Translate

Thursday, June 17, 2021

¿¿¿Defectos??? No va más…

Si queremos que Dios elimine nuestros errores, los que algunos denominan defectos de carácter, tendremos que dejar de hacer lo que hasta ahora está haciendo daño, no solamente a nosotros, sino también a los demás. Lo anterior equivale a que quien desea dejar atrás un mal habito su comienzo iniciará por dejarlo allá atrás. ¿Y que es un defecto de carácter? Para entender este concepto mejor acudamos a los siete pecados capitales de los que se habla en algunos libros de religión, los cuales se listan como: Soberbia - Pereza - Lujuria – Avaricia – Gula – Ira y finamente Envidia. Los siete pecados son capitales ya que afectan demasiado a las personas en general y, por tanto, el salir de ellos, no es tarea fácil la que requiere un trabajo de toda la vida. Estos son como una gangrena que, si no se limpia y cura, tarde o temprano llevará a pudrir la parte afectada, esto es a uno mismo.
¿Y porque resulta tan difícil salir de ellos? La respuesta tiene que ver con la naturaleza del ser humano en general quien, creyéndose perfecto lo es, pero perfectamente imperfecto, y quien sin contar con la ayuda de Dios y de otra persona que lo escuche y guie, le resultará bien complicado vencer a uno de los males mas ocultos dentro de nuestra mente cual es el de la negación.

18 comments:

CHARO said...

A cuantas personas escucho decir "yo no me confieso porque no tengo ningún pecado" me dejan perpleja pues pienso que desconocen tanto los pecados capitales cómo los 10 mandamientos. Son este tipo de personas "no pecadoras" las más difíciles de que den un cambio ya que creen vivir en la perfección. Saludos

Macondo said...

Todavía recuerdo que de niño estudiaba en el Catecismo que contra esos siete pecados se oponían siete virtudes:
Contra soberbia, humildad
Contra avaricia, generosidad
Contra lujuria, castidad
Contra ira, paciencia
Contra gula, templanza
Contra envidia, caridad
Contra pereza, diligencia.
Las cosas que metes en el disco duro de tu memoria a esas edades no se olvidan jamás.
Un abrazo.

Jose Ramon Santana Vazquez said...

cada uno de ellos vive dentro del ser humano le hace brotar inesperadamente y como tales se deben acomodar al mayor de los bienes basado en el ...amor... osea no hagas con los demas lo que no quieras para ti , ya Diogenes pedia que no le quitasen el sol ...estupenda reflexión Ricardo recibe mis saludos y un fuerte abrazo . jr.

Alí Reyes said...

Por fin veo la lista de... MIS pecados capitales... de cada cosa tengo un poco.
Buena la acotación de "con la ayuda de Dios"

eli mendez said...

Personalmente siento que alivianamos mucho la carga cuando comprendemos que somos imperfectos ( y aun intentando hacer bien los deberes , seguiremos siendolo), que es una condicion natural del hombre la tendencia a incurrir en cualquiera de los pecados capitales , equivocarse y que cuando tendemos a autoexigirnos ya sea como padres, en el trabajo o en el deporte o en lo que fuere, en realidad nos hacemos daño y tambien lo hacemos alrededor nuestro aunque sea de manera inconciente.
Hoy Ricardo me permiti llevar tu entrada a uno de mis espacios para compartir

https://eli59elgristambienexiste.blogspot.com/2021/06/desarrollo-personal.html#comment-form
Te dejo un abrazo grande y que tengas un excelente fin de semana

Siby said...



Todos tenemos pecados, grandes
y pequeños, me parece que nos
dejas buenísima reflexión mi
amigo.

Besitos dulces

Siby

J.P. Alexander said...

Todos tenemos defectos a veces con esfuerzo y por amor lo tratamos de vencer. Buena reflexion te mando un beso

Sandra Figueroa said...

Gran reflexión amigo Ricardo, yo soy pecadora como la mayoría de la raza humana..... Saludos a la distancia.

Ingrid Zetterberg said...

Es verdad, estimado Ricardo. Es muy difícil para la mayoría de la gente vencer esos pecados, son los más comunes de ver. Y sólo un acercamiento a Dios en consagración nos puede librar de todos esos feos sentimientos, o de alguno que en nuestro yo interior persiste. Gracias por la reflexión. Un abrazo.

Enrique T.F. said...

Dices bien, puedo dejar atrás cualquier cosa, pero la negación parece algo imposible.
Saludos mediterráneos de un caluroso sábado.

Campirela_ said...

El ser humano es pecador por naturaleza nadie puede decir que él o ella jamás obra mal, a veces inconscientemente otras porque nos sale el ogro que llevamos dentro. Pero esta la contrapartida tan bien hay personas que son de mejores voluntades y ese lado lo fomentan mucho más que le otro. Reflexiones para conocerse a uno mismo mejor. Un saludo y vine por Eli ..no nos engaño, reflexiones y muchas .Feliz sábado.

Milena said...

Qué cierto, y cuánto nos cuesta asumir nuestros defectos...
Hay un sistema que es centrarse cada semana en cada uno de esos 'pecados capitales' para darse bien cuenta de cómo flojea uno... nada como empezar a ser consciente de cómo funciona uno para poder enmendarse.
Vengo del blog de Eli, un placer conocer tu blog.

AMALIA said...

Un valioso mensaje.
Un abrazo.
Feliz fin de semana.

A.S. said...

Eis um belissimo texto que deve merecer de todos uma profunda reflexão.
A perfeição não existe! Portanto, ninguém é perfeito, todos temos defeitos!
Mas, pior que ter defeitos é não admitir esse facto!
Entendo que se devia, de igual forma, tentar perceber a razão porque alguém se recusa a admitir os seus defeitos! Obviamente, que esta discussão iria levar-nos bem longe e seguramente a múltiplas e divergentes conclusões. Pensemos nisso!!

Te felicito pelo brilhante texto.
Cumprimentos!

LA CASA ENCENDIDA said...

Totalmente de acuerdo. Si no estamos dispuestos a cambiarnos a nosotros mismos, no conseguiremos nada. Así grano a grano, podremos hacer una duna o una montaña. El trabajo es individual y sobre todo, estar dispuestos a cambiar/nos.
Vengo desde el blog de Eli y supongo que seguiremos leyéndonos.
Saludos.

Mª Jesús Muñoz said...

Ricardo, muy interesante tu reflexión sobre los pecados capitales. Somos seres imperfectos, aferrados a la tierra y en lucha constante con el bien y el mal...Es cierto que necesitamos la humildad y la fe para reconocer nuestros fallos y mejorar poco a poco. Es una tarea ardua y nos lleva toda una vida, pero merece la pena, porque comprendemos mejor el mundo que nos rodea y aprendemos a perdonarnos y perdonar a los demás.
Mi gratitud a Eli por traernos a tu espacio y a ti por tus buenos temas.
Mi abrazo entrañable.

Enca Gálvez said...

Tu post, es para meditarlo detenidamente, el ser humano esta lleno de luces y de sombras y cuando somos consciente de ello todo nos resulta más fácil, sobre todo saber reconocer nuestros defectos e intentar poner remedios aquello que nos quita la paz del alma...
Un gran abrazo y buen comienzo de semana

Carlos Augusto Pereyra Martínez said...

Cuán relevante es lo que tocas frente a la escucha. Nada difícil para cambiar y salir del abismo de yerros comportamentales como comunicar y saber escucha. Quien sabe escuchar atiende a sus imperfecciones de conducta. Y busca mejorar. Quien no escucha, es un narciso. NO es él que gira alrededor del mundo, sino el mundo alrededor de él. Un abrazo. Carlos

Followers

Blog Archive