Translate

Saturday, June 27, 2020

Dios no se queda con el cambio


“El hecho que Dios nunca se quede con el cambio o las vueltas, como decimos los colombianos, me confirma que, cuando damos sin condiciones, de una u otra forma , recibiremos algo para atrás y en no pocas veces con creces.  Es re- confirmar que, cuando damos sin esperar nada a cambio, los réditos nos llegarán tarde o temprano.




El dar esperando que nos devuelvan algo, generalmente multiplicado, es una fantasía solamente y no se acerca mucho a la realidad, puesto que ello sucede relativamente poco ocurriendo situaciones en las que ni siquiera recibimos un simple gracias, o signo de apreciación.







La parábola de los diez leprosos en la que solo uno se devolvió luego de ser curado para agradecer a Jesús después de tan asombroso y excepcional milagro, confirma que la ingratitud data desde hace muchísimos años y que lo mejor que podemos hacer al dar es no esperar nada a cambio, quitándonos de esta manera innecesarias frustraciones y resentimientos.







11 comments:

São said...

Sim, meu querido Ricardo, a Lei de Retorno existe e funciona para bem e para mal

A ingratidão é algo muito feio e que magoa muitissimo, sem dúvida.


Besos, amigo mio, buen finde

CHARO said...

Cuando se da con generosidad nunca se espera nada a cambio de lo contrario pienso que ese dar sería por interés.Saludos .Espero que estéis bien.

Siby said...



Muy cierto lo que dices mi amigo,
todo da vueltas y retorna, por
eso no hay que actuar mal ni hacer
dano a nadie,es como un bumerán.

Besitos dulces
Siby

Macondo said...

Por aquí (España) también se utiliza indistintamente quedarse con el cambio o con las vueltas.
La ingratitud no tiene que ver con las épocas, sino con el género humano. Y no vamos a mejor precisamente.
Un abrazo.

Sandra Figueroa said...

Sabia reflexión amigo Ricardo. Saludos y cuídate mucho. Gracias por tus lindas palabras.

Lisistrata said...

Gracias por cada reflexión. Así es, la ingratitud es uno de los peores defectos, Cristo no lloro en la cruz por el sufrimiento que le estaban ocasionando, lloró por la ingratitud de los seres humanos.

Bienaventurada said...

Sabias palabras Ricardo, así es debemos dar sin esperar nada, Dios nos bendice para bendecir a otros. Un abrazo, cuidate mucho. Bendiciones.

AMALIA said...

Hay que dar sin esperar nada a cambio. Eso es lo bonito.
Pero no Hay que dejar de ser agradecidos.
Un abrazo. Feliz semana.

Jose Ramon Santana Vazquez said...

estupenda reflexion Ricardo es bueno dar para no esperar nada a cambio , personalmente creo que hasta me molesta el que lo quieran pagar asi el favor ,hay quienes te lo pagarian , te lo deben o te lo hacen sufrir pese a todo el bien que les hallas hecho . es como la vida misma da sin mirar, mis saludos y un fuerte abrazo. jr.

Marina Filgueira said...

Muy interesante y reflexivo texto, Ricardo.
Lógico es dar sin pedir nada a cambio, no tiene sentido,esperar algo.

A veces a lo largo detde toda larga vida,uno se topa con alguna ingratitud y duele duele, pero con el tiempo se olvida.

Un placer leerte, recibe un fraterno abrazo y bendiciones.

Manuela Fernández said...

Si vamos a hacer algo "bueno" para recibir algo a cambio, será simplemente una conveniencia. Lo que se hace sin esperar nada, eso es lo que realmente te viene recompensado por la vida misma. En el otro lado está recibir sin haber pedido, hay que ser agradecido hacia esas personas que nos ofrecen su tiempo, su mano, lo que sea. Es el círculo que se cierra.
BEsis.

Followers

Blog Archive