Translate

Wednesday, June 05, 2024

Un inventario personal continuo

Algunos seres humanos intelectualmente más avanzados que otros, en diferentes ocasiones han admitido que nadie puede pretender a hacer nada que le represente un adelanto espiritual y emocional, hasta que el autoexamen no se convierta en algo permanente, y hasta que no se reconozca lo que este representa, y no decida, sin prisa pero sin pausa, a corregir sus defectos. Y es que aceptar que somos imperfectos no es tarea nada fácil. Si no, observemos lo que le pasa a alguien que viola una señal de tráfico y casi causa un accidente a otro carro que va en el modo correcto. El violador vial frecuentemente le echa la culpa a quien conduce bien, lo cual lo adorna también de improperios verbales y signos ofensivos con sus dedos y manos.
Una responsabilidad muy importante que podemos tener es que, cuando nos equivoquemos lo admitamos lo más pronto que nos sea posible, y que además tomemos las acciones necesarias para no repetir el hecho negativo. El admitir nuestras faltas y defectos de carácter, siembra las bases para hacer de nosotros unos mejores seres humanos. Y que hacer entonces si volvemos a incurrir en los mismos errores que habíamos cometido antes y que pensábamos estaban superados? La respuesta consistiría en volver a empezar de nuevo en los procesos de enmienda, sin darnos látigo ni auto compadecernos, gestando una mente que sea, no solo libre de culpa, más si de deseos de mejorar, un día a la vez.

5 comments:

AMALIA said...

Una excelente reflexión.
Y buenos consejos.
Feliz fin de semana.
Un fuerte abrazo.

Carlos augusto pereyra martinez said...

Ricardo, lamentablemente hace falta no sólo en la escuela una formación de respeto por el otro.
Hay hogares donde se le enseña al niño a ser varón que traduce golpeador. Un abrazo. Carlos

J.P. Alexander said...

Profunda reflexión. Es dificil admitir culpa pero es necesario. Te mando un beso.

Anonymous said...

Linda reflexion

São said...

Estimado amigo, mais uma vez uma reflexão com justeza e sabedoria.


Temos que reconhecer a nossa imperfeição e trabalhar muito para a diminuir.

Querido Ricardo, um apertado abraço e que tenhas excelente resto de semana .



Followers

Blog Archive