Translate

Friday, July 13, 2018

La humildad no es una estación


La humildad no es una estación ni una parada a la que llegamos si no mas bien una forma de viajar. Hay personas que a ratos son tan poco humildes que su soberbia les hace creer que son muy, pero muy grandes, y por ello miran a los demás con el parpado levantado. “Ala “Chatico “, cuéntame una cosa, tu familia es de los Miró del Chico alto?, No, para nada, somos de los Beteta de Bucaramanga, le decía un señor a una dama con la que bailaba, muy de la “High Society“,  y quien durante el festejo lucía un escote bastante pronunciado.



“Piensa que en el fondo de la fosa llevaremos la misma vestidura “, frase que me recuerda lo que dicen los sacerdotes cuando imponen la cruz, los Miércoles de Ceniza: Acuérdate que polvo eres y en polvo te has de convertir. Ante tales afirmaciones no queda mas camino que el de aceptar con verdadera humildad que todos estamos cubiertos bajo el mismo manto de nuestro Creador, para quien la vanidad y el orgullo extendidos, no parecen ser de su gusto.


 




“Arrieros somos y en el camino nos encontramos “. Esto me lleva a pensar en que cuanto mas alto subamos es cuando más,  con los pies en el suelo, debemos estar, precisamente para evitar que, cuando nos bajemos de ciertas nubes de arrogancia que las altas posiciones nos han creado, el descenso no vaya a ser muy pronunciado ya que, si hemos sido altivos y soberbios, lo más probable es que al final del camino no hallaremos demasiados amigos en nuestra ruta.

12 comments:

esteban lob said...

Certero enfoque, apreciado Ricardo. Mientras más avanza el mundo en generarnos comodidades, más altaneros nos ponemos y son muchos los que superan todo límite en su inmodestia.

RECOMENZAR said...

Un texto que dice mucho
Cada uno de nosotros tiene un loco adentro que a veces deja escapar para aliviar el tormento
Un abrazo siempre desde
La Bella Miami

CÉU said...

Hola, mi querido y estimado amigo Ricardo.

Gracias por tu visita y tão gentis palabras. Tu entiendes todo lo k escrevo. Fico very happy.

Humildade es una qualidade, k pocos conhecem, infelizmente. Lo k lhes importa es el nombre y los bens. Podem ser mal formados, cínicos y anti socias, pero lo importante es subir na escala social. Es preciso no olvidar k quanto mas se sobe, mas grande es la caída.

Gracias poer el link, k me has enviado. Se trata de Aznavour na cancão: tus 16 anos. Verdad?

me gusta la foto de tu perrito. Y la mia, la miraste?

Abracitos y una excelente semana.

Jose Ramon Santana Vazquez said...

bella relfexion Ricardo la que nos traes de la humildad una tan sencilla de tener pues es con uno mismo y sin embargo tan dificil de llevar a la practica pues es muy duro el doblegarse saber cuando estas vencido y aprovechar cual junco a ser flexible en nuestras determinaciones a las que como bien dices por el camino nos encontraremos ,ha sido un placer leerte recibe un fuerte abrazo . jr.

Ligia said...

La humildad y la modestia son valores que se deberían fomentar más hoy en día. Abrazos

Georgina Quintero Arengas said...

A mayor ignorancia, mayor prepotencia. Creernos mas o mejor que los oros es desconocer la raíz espiritual de todos. Un cordial saludo.

Mauro said...

Sabias palabras que nos llevan a reflexionar profundamente sobre nosotros mismos

Carlos Caggiani said...

Perfectamente expresado... como siempre... un abrazo.

Guillermo Galan said...

La humildad es la puerta de la sabiduría, si señor!!

Ana Mª Ferrin said...

Qué cierto lo que dices.
Ver la vida desde un plano de sencillez nos ahorraría muchos desencantos. Saludos

Sandra Figueroa said...

Siempre es bello leerte Ricardo..... muy buena reflexión....saludos desde Monterrey amigo

RosaMaría said...

Cuánta verdad, me vi yo misma en alguna ocasión reflejada en mi falta de humildad, aunque me doy cuenta rápidamente. Me encanta tu perrito. Gracias por hacerme reflexionar. Abrazos

Followers

Blog Archive