Translate

Monday, February 20, 2017

Urgencia pero no emergencia


"Tanto nadar y nadar, para al final ahogarse en la orilla. Este es un dicho bien conocido en el que claramente se aplica aquello que de las carreras no queda sino el cansancio. Y es que, cuando por pretender que hacemos mucho, todo lo volvemos, no urgente, sino " muy urgente", es allí cuando entramos en estados de innecesaria emergencia.


Está bien ser pro activos, y ello mismo lo promuevo en mis sesiones y conferencias de Coach,  pero en los momentos en perdemos el horizonte de las cosas importantes, es entonces cuando la importancia y la urgencia se avasallan, volviéndolo todo como emergencia, y cuando hacemos, debido al acelere, poco o casi nada bien.




La emergencia, como su nombre lo indica, es algo muy urgente la cual se desvirtúa cuando a muchas cosas las convertimos en ella, creando tales situaciones sofocos y estrés innecesarios, amén de que los demás duden de nuestra percepción sobre que esto o aquello sea súper urgente, algo así como en estado de emergencia.


Resulta claro que nuestra percepción está basada en las vivencias y las experiencias y que por consiguiente, mientras podamos detectar que algo nos está sacando de base, esto es nos está apartando de la realidad y de la paz interior, en tal momento podremos afirmar que estamos en la primera etapa de nuestra ruta hacia el cambio de pensamientos y acciones, con miras a una mejor relación con uno mismo, con su pareja, con la familia, en el trabajo, y con el mundo en general.

---------------------------------------------------

Este es mi Video Coach " Mantengámoslo simple " https://youtu.be/jtCZkLsx7Qo

16 comments:

Macondo said...

"Vísteme despacio, que tengo prisa".
Un abrazo.

São said...

Como tens razão, querido Ricardo!

Que cansaço provocam as urgências inúteis, que nem sequer nos permitem avaliar nem pensar adequadamente.

Meu querido amigo, fuerte abrazo e feliz semana

CÉU said...

Hola, querido amigo Ricardo!

Como bién explicaste en tu completo y inteligente texto, urgência y emeregencia son cosas diferentes, pero, por veces, las personas no sabem mto bién distinguirlas.

Abrazo y una buena semana.

Marina Fligueira said...

¡Hola Ricardo!!!

Nos dejas un bonito e interesan texto, bueno, como siempre acostumbras, son lecciones de vida que dicen mucho y bueno.
A veces efectivamente hay cosas que sacan a uno del asiento y nos apartan de la paz interior y, eso de llevarnos a una mejor relación con uno mismo… O con los demás, en ese caso es mejor meditarlo mucho. Creo que cuando uno está dolido y no te rodea la paz y la armonía… Que nadie te saque de la base para el cambio.

Un abrazo y mi gratitud.

Marina Fligueira said...

Y sino pregunta Donald Trump que lo tienes de vecino, me parece.

Ligia said...

Hoy día se vive muy deprisa, y es verdad que debemos pararnos un poco y reflexionar. Abrazos

Kasioles said...

Como estamos constantemente cambiando, habrá situaciones en que creamos que estamos ante una emergencia y en realidad no era para tanto.
La experiencia tendría que ayudarnos a discernir entre estas dos situaciones pero, muchas veces, nos confundimos y nos agobiamos y angustiamos sin necesidad.
Cariños.
kasioles

Rafa Hernández said...

Ya sabes ese refrán "Vísteme despacio que tengo prisa". Pero hoy día por desgracia vivimos de forma acelerada, dejando pasar por alto muy buenos momentos, que no sabemos apreciarlos.

Fuerte abrazo Ricardo.

Lia Noronha said...

Ricardo: Las reflexiones son importantes y simplicidad un bem major.
abrazos con cariño mios.

Mª Ángeles Cantalapiedra said...

Hace tiempo que tuve que dejar las prisas, el estrés me fulminó. Un abrazo grande

Charo Bodega said...

Cada persona es un mundo y a lo que a mí me puede parecer una tontería, otra puede hacer todo un drama y ser una emergencia total. Tengo una amiga que cómo dicen por aquí "se ahoga en un vaso de agua" y la solución es llamarme a mí contínuamente por teléfono y por más que la animo y digo que no le de importancia (a veces tengo que ir hasta su casa) no hay forma de convencerla pero no me cabe la menor duda de que si me llama al menos se desahoga y se siente mejor. Me dice que ella es así y que ya no puede cambiar. Bueno me tengo que vestir con el "mejor traje de la paciencia" para poder sobrellevarla de la mejor forma posible.Saludos cordiales

STAROSTA said...

Buen día, y con permiso: Le cuento que sus publicaciones me gustan mucho, y no solo por el hecho de ser bloguero o compatriota, no, sino por servirme de guía. Soy coordinador senior de un centro de gestión, con mas de 30 personas a mi cargo en el área y el coaching y los tips que usted, maravillosamente nos comparte en sus entradas, son para mi un soporte y una guía importantisimos. Y no se, mas hoy que estoy en temas de urgencia de los que ud habla en esta entrada jajajaja....pero es verdad. Que lo urgente no desvirtué lo importante. Un abrazo y quedo pendiente de su próxima publicación. Feliz Semana.

Rafael Humberto Lizarazo said...

Hoy en día todo es urgente, se acabaron la paz y el sosiego de antaño, cosas del modernismo.

Es mejor paso que dure y no carrera que canse, decía mi abuelo.

Un abrazo.

maría del rosario Alessandrini said...

Ansiedad, palabra mal ubicada en estos tiempos, estrés, también desprotegidas, lo repiten todo el día, así no se puede vivir, Excelente reflexión amigo.
Abrazo

Gizela said...

Sabia lección Pero he de ser sincera..a veces me la salto a la torrera
Yo tengo un cuadrito en la cocina que reza Señor, dame paciencia Pero dámela urgentemente jajajaja
Cómo siempre un placer estar aquí
Besote querido Ricardo

Ricardo Tribin said...
This comment has been removed by the author.

Followers

Blog Archive