Translate

Saturday, May 20, 2017

Cuando la reputación se pierde

Resulta ser que en un pequeño pueblo el alcalde tenía una esposa muy bella pero “flojonga” de piernas. Estando ella todavía joven decidió meterse a cantar y para ello los preparativos fueron diversos, entre estos los afiches publicitarios. Estando en esas, un hombre oriundo de allí, conversando con uno de aquellos que a mediados del siglo pasado se les denominaba popularmente “turcos”, mirando la propaganda leyó en voz alta un aparte que decía “ Esta noche debuta la señora del alcalde “, pero como así, replico el “majito”,  pero sí de “buta” ha estado una buena parte de su vida.

 

 




Perder la reputación  es estar muerto entre los vivos, dice el aserto. De ahí que aquello de que “cría fama y échate a dormir”, es muy veraz, sobre todo cuando de malos antecedentes se refiere, puesto que no hay algo que se riegue tanto como la pólvora, como la costumbre malévola de chismear mal de alguien, bien sea por certeza, o por envidia.


Por lo anterior “La reina, no solo debe ser, sino que también parecerlo”, de forma tal que se evite con ello el “dar papaya” a los comentarios nocivos. Una reputación que se gana con los años, se puede perder en un segundo, lo cual puede ser a ratos tarea de titanes, puesto que una vez que un chisme se cierra, atajarlo o cambiarlo demandara un largo tiempo.

 

----------------------------------

 

Este es mi Video Coach " El efecto Pigmalion y La bella dama "

https://www.youtube.com/watch?v=DXf_k-U59HM&t
 

Followers

Blog Archive