Translate

Tuesday, January 26, 2016

Pesimismo, enfermedad del espíritu


El célebre poeta mejicano José Amado Ruiz de Nervo, más conocido por muchas personas como Amado Nervo, solía decir que " La tristeza es un don del cielo, mientras que el pesimismo, resulta ser una enfermedad del espíritu”, aduciendo con ello que la tristeza surge fundamentalmente ante el dolor, generalmente ocasionada por hechos no esperados, pero que el pesimismo es un mal habito que afecta a la persona en diferentes aspectos y este lamentablemente es uno mismo quien lo crea.


Y como hago para no ser tan pesimista?, le preguntaba el asistente a una conocida sicoterapeuta hispana durante una conferencia, respondiéndole ella que, para lograr esto, resultaba preciso realizar una reingeniería de la forma de pensar, confirmando ello lo que indican los maestros Ellis y Trujillo de que cuando cambiamos la manera de pensar es cuando nos es posible ver las cosas y por ende la vida de formas más positivas y viables.




El pesimismo es simplemente una manifestación adicional del miedo a la que las personas a veces se acostumbran tanto que lo convierten en parte integral de sus vivencias, situación problemática que les sitúa mas en la oscuridad que en la luz, lugar contrario adonde precisamente se establece el efecto opuesto y revitalizador que trae consigo el estimulante y positivo optimismo.






15 comments:

CÉU said...

Hola, mi querido amigo, Ricardo!

Verdad! Medo y pessimismo son cosas diferentes. O medo pode tener diversas origens justificadas, pero lo pessimismo tem a ver con nuestra autoestima, k, normalmente es baixa. Es necessário confiar en nós y buscar positividade.

Abrazo y buena semana.

Rafa Hernández said...

El pesimismo es malo pero hay personas que la vida le da tantos palos, que no les queda otra. Ya que el optimismo lo desconocen.

Saludos.

Mª Ángeles Cantalapiedra said...

Ricardo, parece que hoy los dos nos hemos puesto de acuerdo aunque tus palabras guardan montañas de esperanza
un besote grande

Rafael Humberto Lizarazo said...

Viendo la sociedad y el mundo en general, tal como están, es imposible no estar algo pesimistas... pero, sin embargo, debemos seguir adelante poniéndole algo de sabor a la vida.

Un abrazo.

Gizela said...

Totalmente e acuerdo....Se convierte en parte integral de la persona y es impresionante como el pesimismo distorsiona la manera de ver y sentir la vida!

Besotesssssssss

CHARO said...

Siempre me quedaré con el optimismo por muchos palos que reciba ya que éste está unido a la esperanza y ésta jamás debe de perderse.......es lo único que nos queda para no caer en la desesperación y el pesimismo.Saludos

Marcos said...

Nunca hay que caer en el pesimismo, siempre hay que vigilar llevar la medalla por el lado positivo.

esteban lob said...

Y lo peor, estimado Ricardo, es que suele ser contagioso. Tenemos que cuidarnos de ese peligro.

Mercedes Cardona said...

MERCE CARDONA, Yo en mi adolescencia era pesimista. Llego un momento de mi vida, que cambie el chip, y ahora no lo soy, me costo lo mio, pero lo logre....
Agradezco tu visita, la encontraba en falta. Besossssssssssss

Deray said...

Siempre hay que tener una ilusión algo por lo que seguir adelante. El sol siempre aparece con cada amanecer aunque a veces le oculte las nubes grises.

Churchill decía."Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad; un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad"
Todo depende de como tu te plantees vivir la vida. Un placer leerte

Un abrazo



DEMOFILA said...

Entiendo como pesimismo eso que se suele decir que se puede er una botella medio llena o medio vacía, según se sea optimista o pesimista.
Como dices el pesimismo no es una enfermedad, es un sentir de la persona que todo lo ve gris y siempre está triste, no ve nada claro y no tiene ilusión por nada.
Una entrada que invita a la reflexión.
Gracias por tu visita y por tu comentario, dices en él que expreso lindo mi sentir y recuerdo sobre ese beso que llevo en mi recuerdo, gracias por tus cariñosas palabras.
A mi sí que me encanta visitarte porque siempre escribes cosas magistrales que invitan a la reflexión y nos llevan a plantearnos cosas que no habíamos pensado antes.
Un abrazo, feliz fin de semana.

São said...

Como diz um político italiano: "Sou pessimista pela Razão, mas optimista pela Vontade"

Querido amigo mio, abrazo y buen finde.

Ángeles said...

Es muy cierto lo que dices Ricardo, pero muchas veces el alma ya no ve salida a aquello que le hizo cambiar su luz por tinieblas, y lo peor de todo es que se suelen contagiar esos dos estadios de pesimismo y depresión...

Para no llegar a este callejón sin salida, debemos tener cada día, minutos para alimentar nuestra esperanza y vivir y beber optimismo, que también están muy cerca de nosotros.

Un abrazo.
Ángeles

Franziska said...

Dices muy bien pero yo añadiría que el pesimismo es igual a aceptar la derrota antes de librar la batalla. Es también una excusa para no luchar. Buen tema, interesante de veras. Saludos cordiales. Franziska

RECOMENZAR said...

La vida esta hecha de pequeñas cosas optimismo pesimismo alegria o tristezas
un beso

Followers

Blog Archive