Translate

Tuesday, July 21, 2015

Tratar de orar es también orar

Dios no te va a escuchar tus oraciones pues no sabes orar, le dice la vecina mojigata y rezandera a su compadre que atraviesa por un mal momento y que, como no tiene idea acerca de cómo orar, piensa y cree, por lo que equivocadamente le han dicho otros, que Dios no escucha su oración.


Recuerdo a un cura en una iglesia parado casi que como un policía amedrantando la gente que iba a comulgar diciendo en voz firme “Quien no se haya confesado ni que se atreva a tratar de comulgar pues cometerá grave pecado”. Ello contrasta con lo que le escuche a otro quien, en toda ocasión cuando va a distribuir la comunión, repite las palabras de Nuestro Señor en la última cena “ Bienvenidos todos a esta mesa’.




Orar es similar y para ello no se necesitan tantos vericuetos para hablarle a Dios. El solo hablar es suficiente y la posición no importa, tal y como lo aprendí de uno de sus libros al célebre pastor Metodista y motivador, Norman Vincent Peale, quien hacia énfasis en que para orar no había que necesariamente estar de rodillas sino que cualquier postura valía, siempre que la oración fuera sincera y naciese del corazón de cada cual. Orar es pues sencillamente hablarle a Dios y ello también se puede hacer en cualquier lugar, pues Dios está en todas partes, muy especialmente en el lugar en donde residimos los más necesitados de su ayuda.


9 comments:

Marina Fligueira said...

¡Hola Ricardo!!!

Hago una escapada de mi refugio de descanso, para saludarte y desearte lo mejor del mundo.
Nos dejas un excelente pogs que me encanta. Es la pura verdad, orar se ora en donde uno se encuentre. Lo que si es necesario, es que salga del fondo del corazón.

Ha sido un placer pasar a leerte, siempre aprenderemos algo bello algo nuevo.
Un abrazo agradecido y, se muy feliz.

Hasta otro momento.

CHARO said...

Estoy de acuerdo en lo que dices, hay muchas formas de rezar a Dios y todas ellas son válidas.Aparte de hablar con Él de nuestras preocupaciones o gozos y de pedir por nuestras necesidades y las de los demás, de darle gracias o de alavarle se puede rezar también contemplando en silencio una imagen o la naturaleza . También se puede orar con las manos cuando acariciamos en su nombre a esa persona que lo necesita. Se reza cuando estamos trabajando y le ofrecemos ese esfuerzo con amor y alegría. Se reza con los pies cuando caminando nos acercamos a esa persona que nos llama para que le ayudemos.En la enfermedad ofreciendo el dolor que se padece o simplemente cantándole o bailando en su honor..........hay muchas pero muchas formas de agradar a Dios y ese mismo hecho ya es oración.Saludos cordiales

CÉU said...

Hola, mi querido amigo, Ricardo!

Como estás?
Gracias por tu visita e comentário.

Completamente, totalmente de acordo com tu escrito. DIOS, TODO PODEROSO, está en toda a parte y qualquer un de nós puede hablar com el quando e onde desejar.

Dias muy agradáveis, mi amigo!

Abrazo.

Ligia said...

Pues me quedo tranquila, Ricardo, porque empiezo muchas veces una oración y cuando me doy cuenta, ya estoy con la mente en otro sitio y vuelvo a empezar... pero con cargo de conciencia. Abrazos

Yudith Vallés de Pérez said...

Asi es Ricardo Dios te bendiga! Dios es Omnipresente y Omnisciente y El solo sabe lo que tenemos en el corazon! Saludos!

Mª Jesús Verdú Sacases said...

Totalmente de acuerdo, rezar depende del corazón de cada uno y puede hacerse desde cualquier lugar

Mucha de la Torre said...

Cada vez me siento mas cerca del universo que me impregna
mil besos

MAR said...

Claro, orar tambièn es una forma de meditar, yo tengo muy buena relación con Dios, solo con sentirlo dentro de mi corazón, me hace confiar en la vida.
Un abrazo para ti querido amigo y lo mejor de la vida.
mar

Rud said...

Efectivamente, estimado Ricardo
Mi Dios nos escucha en todas partes, incluso si le habláramos con nuestros pensamientos.
Feliz semana. Un gran abrazo

Followers

Blog Archive