Translate

Wednesday, April 01, 2015

El yo- yo del ser

Quien no se acuerda del juego del Yo – Yo? Era espectacular verdad?. Uno contra la cuerdita y la rueda que subía y bajaba y se ponía a caminar, a bailar, a temblar, dependiendo todo de la habilidad de cada cual para manejarlo. Hace unos años conocí en Miami a una señora japonesa que fue campeona mundial del yo-yo, y hoy en día me da mucha alegría el verla pues casi siempre que nos encontramos hacemos referencia a tan divertida época trascendiendo a los años sesenta.

Ese Yo- Yo sin embargo es algo que en la parte mental de las personas no es tan agradable, aunque aparenta en un principio serlo. Ese Yo - Yo es pensar de forma egoísta en uno mismo y reconcentrarse en sus propias vivencias, lo cual vuelve a las personas en muchos casos casi que totalmente insensibles, excepto cuando algo tiene que ver con ellas, y allí es precisamente adonde más se sufre.

Francisco de Asís, hablaba más de dar que recibir y de comprender que ser comprendido, buscando con ello propender por una modificación en el comportamiento de las personas que les ayude a salir de sí mismas, abandonando su egocentrismo en un trueque espiritual y emocional enmarcado en la humildad y la generosidad.



14 comments:

CHARO said...

Yo diría que esta entrada sirve perfectamente para dar una buena catequesis, además mencionas a mi santo preferido....feliz Semana Santa.Saludos

CÉU said...

Hola Ricardo!

Texto muy inteligente.
Me lembro muy bien do Yo-Yo.
Infelizmente, a humanidade vive para dentro de si mesma.

Nesta semana, que saibamos tener generosidade y doação.

Páscoa feliz.

Abrazo, en Cristo!

Marcos said...

Hemos construido una selva de muros a nuestro alrededor, que nos convierte mas y mas egoistas. Quizá es el momento de pedir por mas San Franciscos

Kasioles said...

Yo también vengo a dejarte un montón de bendiciones, en esta Semana Santa, tanto para ti como para tu familia.
Cariños.
Kasioles

Marina Fligueira said...

¡Hola, Ricardo!!!

Yo también tuve en mis manos el yo- yo, pero sin saber que significo tenia excepto el de pasar un rato divertido.
Veo que no es así que tiene otro que es el ser egoísta, pero yo no lo soy a Dios gracias, me llega conque tenga para pasar el día me basta. Este mundo está lleno de egoístas sin tocar el yo-yo. ¡Lo que les gusta y disfrutan mucho, es tocar sus fortunas, viendo morir a miles de seres humanos, de hambre y de enfermedades! Sin tocar un dedo para ayudar. De eso sobra.

Ha sido un un placer pasar a leerte, aunque estoy de descanso y poco entro en los blogs amigos.
Un beso y toda mi estima.
Feliz pascua.

esteban lob said...

Sería el momento, estimado Ricardo, de inventar el tú-tú o el tú-yo.

Abrazo.

CÉU said...

Santa e redentora Páscoa, Ricardo!

Tengo nuevo poema en mi blog. Me gostaria mucho tu comentário.

Abrazo fuerte.

RECOMENZAR said...

Eres un ser especial
tienes alma de santo
feliz tu mujer de tener a su lado un hombre tan íntegro
como sos VOS

Rud said...

Estimado Ricardo
Eres genial, has hecho una agradable y muy importante reflexión que nos viene bien en esta semana santa.
Deseo que pases unas felices Pascuas

Yudith said...

Saludos Ricardo Dios le bendiga y continue edificando con su palabra escrita!

Mª Jesús Verdú Sacases said...

Sí, a los generosos de corazón se les abren las puertas del cielo

Sor.Cecilia Codina Masachs said...

Gracias Ricardo, al traer a colación el juego del Yo-Yo, el otro Yo, hay que ver dónde está hoy día, donde el egoísmo impera.
Tenemos una buena pauta conductual en nuestros santos, pero muchos están sordos y esperan que si han tenido generosidad con alguien, se le recompense y alardean de cuánto han dado. Dieron sí, con egoísmo.
Le deseo una Feliz Pascua de Resurrección.
Un abrazo

Franziska said...

San Francisco llegó a la verdad por su camino de amor, de aamar a Dios y a través de este amor, a los hombres y los animales. Fue un ser que llegó a la verdady son extraordinarias sus aportaciones y contribución a la perfección.

Ha sido, sin embargo, inteligente tu llegada a lo más importante por el camino del juego del yo-yo. Perspicaz.

Un abrazo. Franziska

Mercedes Cardona said...

MERCÉ CARDONA.Dice muy elocuente tu escrito, yo en mi niñez también tuve
un yo yo, era muy divertido, el yo yo ya no es tan divertido, esperemos que los que lo sufren algún día se les ilumine la mente y sepan divertirse con el yo yo... Gracias por tu estimada visita. besos

Followers

Blog Archive