Translate

Monday, June 05, 2017

La esencia está en la brevedad



Una de las cosas más aburridas que existen es escuchar y aguantarse un discurso político o una predica que no se detiene, pues sigue, y sigue, repitiendo lo mismo, para al final dejar al público más cansado e incómodo que aquel que maneja una aplanadora de pedal, lo cual es mucho decir. 


Me acuerdo a Fidel y a Chávez echándose unos discursos interminables sin proponer nada concreto, solo haciéndolo para impresionar a unos pueblos que en muchos casos debían aguantarse tales molestias por pura obligación. Precisamente una vez en una reunión del congreso de un país latinoamericano un ciudadano se echó una oratoria inmarcesible que duró como cinco largas horas. ¡Al final dos colegas salieron comentando al respecto diciéndole el uno al otro “Que discurso magistral!!!”. El otro le contesto: ¿y que dijo?; para sorpresa del primero, pensando la pregunta afirmo “¿Y de verdad, que fue lo que dijo?”


La esencia está en la brevedad, como decía Gracián, lo cual a la vez parodiando las palabras de mi padre, quien refiriéndose a los discursos decía “Corto y bueno, dos veces bueno”. No hay pues que abusar cuando se hace uso de la palabra en alguna parte puesto ya que es bueno recordar aquello que dice , siendo francos y sinceros, no somos tan importantes como a veces pensamos.
-----------------------------------
 Este es mi Video Coach " Arriba ese ánimo "

https://youtu.be/D_7NJOrEFc8

10 comments:

CHARO said...

Nunca he aguando los discursos políticos así que nunca escucho ninguno.Yo también conocía el refrán "Lo bueno corto es doblemente bueno" y es muy cierto........se necesita demasiada paciencia y mucha fuerza de voluntad para aguantar un discurso de más de 5 horas para mí sería misión imposible.Saludos cordiales

CÉU said...

Hola, querido amigo Ricardo!

Se k existem personas k dizem muchas cosas en pocas palavras, pero Fidel y Chávez eram, precisamente, o oposto. Nuestra atenção passados cinco minutos, desaperece y o orador fica hablando para as paredes (rs). Yo hablo poco, pero escrevo mucho.

Abrazo y una buena semana.

Manuela Fernández said...

Cierto, de hecho ahora lo que se lleva es la brevedad, de ahí twitter, los haikus o las minificciones, por cierto de todo esto mi blog está repleto y por eso es que yo lo entiendo, la vida ahora es rápida y tiene que dar tiempo de todo. BEsis ¡¡¡¡

Marina Fligueira said...

¡Hola Ricardo!!!

Oye, que rato más agradable he pasado jaja, con la frase del que seguramente se dormiría una buena siesta en la conferencia de cinco horas!... Hombre por Dios, no hay cuerpo que resista! Amigo.
Pero si hay conferenciantes que más bien parecen charlatanes: y si hay políticos muy bien preparados para embobar al de a pie, o sea los ingenuos que no entienden no se dan cuenta que les están engañando. Son auténticos artistas en calidad de políticos , Yo he ido una sola vez a una charla que daba un político y fue la única, no volví más a ninguna.

Bueno pues hasta otro momento.
Un abrazo y mi gratitud.
Se muy feliz.

Conxita Casamitjana said...

Es que hay personas que es como si hablaran para ellas mismas, notas que se gustan y desconectan del auditorio y no hay nada peor que una charla de este tipo de oradores. Comparto tu opinión y ese sabio consejo de tu padre, no es necesario estar horas aburriendo al personal.
Un saludo

Macondo said...

Hemos pensado los dos en Gracián, pero en mi caso tiene menos mérito porque es paisano.
Un abrazo, Ricardo.

maría del rosario Alessandrini said...

Así seguimos, discursos que de nada valen, solo es una excusa para poder seguir haciendo lo que les viene en gana, pobres nuestros países están desordenados.
Abrazo

Ligia said...

Totalmente de acuerdo con esa frase, que muchos deberían seguir al pie de la letra... Abrazos

Jurado Publishing said...

Excelente...felicitaciones y abrazos fraternos con la admiracion de siempre.

Mª Ángeles Cantalapiedra said...

qué gran verdad alojas hoy en tu post y qué dificil ser breve y bueno. Un abrazo grande

Followers

Blog Archive