Translate

Monday, November 14, 2016

Un viaje trasatlántico



Volar hoy en día en un viaje trasatlántico, entre dos grandes ciudades, como Londres y Nueva York, es algo de común ocurrencia, puesto que esto aparece a diario, no sólo en esta ruta sino también en otras similares, en las que cruzar el océano en viajes de más de ocho horas es algo casi tan ocurrente como tomar avena.


Sin embargo, para valorar esta maravilla humana, resulta bueno recordar la hazaña de un valiente y osado aviador norteamericano, Charles Lindbergh, quien en la primera parte del pasado siglo XX, se atrevió a hacer el vuelo por primera vez a través de su pequeña aeronave conocida con el nombre de “El espíritu de Saint Louis”. El lograrlo no fue nada fácil, en primer lugar porque la distancia a recorrer, volando por encima del mar, era muy larga, y en segundo término por el hecho de enfrentarse a lo desconocido, tal y como sucedió en el pasado con aventureros exitosos como Cristóbal Colón quien, buscando las indias, llego a América, en un trayecto naval. 



A ambos casos, los de Lindbergh y Colón, hay que sumar el del primer vuelo de los hermanos Wright, y la llegada del hombre a la luna en 1969, ya que en todos ellos casi nadie creía que fuesen posible, y los que hoy, gracias a estos titanes de diversas épocas, han permitido al mundo avanzar hasta dónde en caminos de progreso se encuentra, lo cual relieva la importancia de que cuando veamos algo que parece sencillo y común, recordar con humildad y gratitud de donde es que venimos.

-----------------------------------------------------------

Aquí está mi más reciente Vídeo Coach 

   "  Reingenieria de la vida "    

El que pueden ver haciendo clic en 

https://www.youtube.com/watch?v=SWmxLpnPvh4

Ademas les invito a que se suscriban a mi canal en Youtube que no tiene costo alguno

10 comments:

CÉU said...

Hola, mi querido amigo Ricardo!

Tengo medo de volar. Sabias?

Não obstante, entendo, perfeitamente k es un meio de transporte rápido y seguro.

Muchos fueram los k perderam a vida, para k hoy, nós pudéssemos ter a oportunidade de volar.

Gracias por tu visita e comentário caliente, caliente (risos)

Un besito de mucha amistad.

Macondo said...

Hacemos como la cosa más natural algo que para quienes lo hicieron por primera vez fue una auténtica aventura.
Un abrazo, Ricardo.

Rafa Hernández said...

Sin esos intrépidos aventureros, muchas cosas hoy en día, seguiríamos sin poder realizarlas. Gracias por esta histórica información.

Abrazo Ricardo.

Marina Fligueira said...

¡Hola, Ricardo!!!

Bendita prosperidad, gracias a esos inteligentes aventureros del pasado, hoy cruzamos mares y paisajes y recorremos medio mundo, conocemos otras culturas que quizá nos enseñen que hay otras formas de vivir, sin el despilfarro de tanto consumismo, mucha culpa es el bombardeo de publicidad que invade nuestros hogares.
Viajando de aprende mucho!!! Sobretodo metiéndose uno en la piel de los desfavorecidos. Esto no lo entienden los pobres de corazón los vacíos de sentimientos.

Bueno ya está bien de rollo, he visto tu vídeo, y vaya castillo que se ve detrás y en bullicio de la gente caminando y, como siempre tus palabras acertadas, buen orador.

Un abrazo, mi gratitud y estima.
Se muy feliz.

CHARO said...

La historia está llena de grandes personajes que han permitido que avancemos hasta donde estamos hoy.......a veces pienso en lo que habrá avanzado el mundo dentro de 50 años y me da hasta vértigo, también soy consciente de que no soy nada y que en nada he contribuido a este progreso por eso admiro a esas personas inteligentes, osadas y valientes que tanto les tenemos que agradecer por todo lo que han hecho por la humanidad a través de los siglos.Saludos cordiales

Kasioles said...

No he hecho grandes vuelos, muchas horas dentro de un avión me agobia un poco.
Mis viajes han sido a las Islas Canarias, Italia, París y algunos otros mucho más cortos.
Gracias a esos héroes que en su día han arriesgado sus vidas, hoy se puede recorrer el mundo en poco tiempo, relativamente.
Cariños y buena semana.
kasioles

Mª Ángeles Cantalapiedra said...

Una deliciosa entrada llenas de razones y positividad. Buen fin de semana

Franziska said...

Sí pero las cosas importantes nunca las hace un hombre solo. Colón, necesitó tres carabelas, el apoyo económico y una gran ambición. Tras él y sus hombres llegó la muerte, la podrida derrota, el expolio de sus riquezas, la imposición de adorar a otro dios, el destierro y el desprecio de culturas milenarias, los indios de la América del Sur y los del Norte -que no tuvieron mejor suerte-, la verdad es que el precio fue muy alto. Incluso la imposición de perder la propia lengua. Terrible. Y en cuanto a la bendita aviación que ahora nos sirve para viajar, fue, en el principio, la más terrible aterradora arma de guerra que se había inventado. Nunca hay nada tan malo que no tenga algo bueno, esa es la verdad pero a qué precio pagamos lo que tenemos, sería algo a considerar. ¿A qué precio estamos pagando nuestra vicilizada vida de calefacción central y aire acondicionado? El transporte por carretera, el comer carne todos los días, etc., con el escalofriante cambio climático.

Son mis opiniones. Nada más. Me gustan los temas interesantes y que plantean cuestiones en las que se puede entrar a discutir, de un modo educado, naturalmente,
siempre es bueno y enriquece conocer como piensan las personas con las que te relacionas.

Y muchas gracias por tus generosas y frecuentes visitas a mi blog del rincón del gato. Recibe muy pocas visitas tendré que volver a publicar algo aunque solo sea para que no te aburras viendo siempre las mismas fotos. Un abrazo.

São said...

Querido amigo mio, tienes razón .

Permito-me acrescentar o nome de Bartolomeu de Gusmão e da sua Passarola Voadora, que ele inventou antes de tempo - como acontece sempre aos e às pioneir@s.

Fuerte abrazo, meu estimado Ricardo

Kasioles said...

Muchas gracias por tu visita.
Saludos y sé feliz, disfruta del día a día.
Kasioles

Followers

Blog Archive