Translate

Monday, February 15, 2016

El vejete

"El vejete", es un característico personaje, llamado así en voz baja por una de sus subalternas, la que sin embargo, cuando estaba frente a él, al igual que su círculo de adeptos llamados fantasiosamente por el como "el equipo", lo adulaban permanentemente , además que con frecuencia le estimulaban su ego con componentes permanentes de nutrida chismografía laboral.




Ese despectivo termino, al igual que otros similares usados en forma de burla o desprecio , tales como los de viejo, anciano, cucho, denotan el poco respeto por aquellos que ya no son jóvenes, desconociendo la importancia de conocimientos y experiencia de los así señalados. Es tan viral esta denominación que incluso, el ser mayor de treinta y cinco años, en algunos países señala al indicado como no suficientemente apto para la vida laboral.



Que equivocados se encuentran los que así piensan y señalan. El saber mucho en teoría, no es suficiente para la resolución de diferentes problemas y circunstancias que trae la vida. De ahí que lo que saben los mayores, solidificado con sus experiencias, sea un pilar fundamental que garantiza una buena aproximación a las diversas soluciones que ante diferentes circunstancias se necesitan en el paso por este mundo.

16 comments:

Mª Ángeles Cantalapiedra said...

la mejor conferencia de trabajo la escuche de boca de un "vejete"...Un abrazo

Marcos said...

Supongo que a otros les ha tenido que pasar. Cuando terminas la carrera crees que los sabes todo, y cuando te incorporas a tu vida laboral, se te rompen todos los esquemas que te enseñaron.
Tengo un hijo ingeniero de robotica que en su primera entrevista de trabajo se vanagloriaba de la nota alcanzada en el proyecto de fin de carrera, y que ya era ingeniero. El jefe, también ingeniero, y qué le contrató, le bajo los humos diciendo. "No te equivoques, dentro de tres años serás ingeniero.

Ligia said...

Por supuesto, Ricardo, totalmente de acuerdo contigo, la sabiduría y la experiencia en la vida hacen que "los vejetes" le den diez vueltas a cualquier "jovenzuelo" de hoy... Abrazos

CHARO said...

Leyendo tu entrada me he ecordado de lo que ocurría en mi trabajo en que el Jefe era ya bastante mayor (se jubiló con casi 90 años)pero muy inteligente y con mucho don de gentes, recibió la medalla al trabajo por parte del gobierno español......bueno, premios aparte, te diré que se rodeaba de un grupo de "pelotas" que delante de él todo eran parabienes, chismes laborales de otros empleados y todo lo que le pudiera caer bien para ganar puntos ( en esto el jefe no tuvo muy buena vista pues no se enteraba que le estaban manipulando). Otra cosa muy distinta era cuando el jefe no estaba delante ya que les oí disparates contra él y ese esfuerzo por demostrarle lo bien que trabajaban se esfumaba y se permitían hacer el vago descaradamente........¡Auténticos farsantes! Tanto el resto de empleados cómo yo que observábamos esto nos lo callábamos porque podía ir en contra nuestra ya que el jefe confiaba demasiado en esos "secuaces". Saludos cordiales.

Rafa Hernández said...

Es cierto que la experiencia en la vida en todos los aspectos es un grado. En cualquier faceta y oficio, los años cada vez te enseñan más y adquieres más experiencia. Y como se suele decir, vale más la maña que la fuerza. Siempre hay que fijarse más en los viejos, por su buen hacer y sabiduría, pero también hay viejos que se creen que todo lo saben, y como les contradigas, ya la has cagado, porque en esta vida, nadie llega nunca a saber lo suficiente, pero vamos ni tratándose de su propio trabajo.

Abrazo Ricardo.

Mª Jesús Verdú Sacases said...

Los mayores merecen nuestros respeto, además, muchos de ellos son sabios y tienen mucho que enseñarnos

CÉU said...

Hola, mi querido amigo Ricardo!

Gracias por tu visita y amáveis palavras en mi blog. Como simepre es bien-venido.

Los anciãos, los mas velhos têm mucha sabedoria y nos ensinam mucho, mucho.

los mais jovens pensam que sabem todo, pero la sabedoria es infinita, como los números, mi querido amigo.

Excelente entrada. Felicitaciones.

Dias de luz y paz.

Abrazo sincero.

MuCha said...

Jaja yo soy una viejita joven Nunca seré vieja

Kasioles said...

Totalmente de acuerdo contigo.
Comprendo que la juventud sea un estado maravillosa que se pasa rápido y que puede aportar valores a la hora de desempeñar un trabajo, pero la experiencia que se adquiere a lo largo de la vida, es otro punto tanto o más importante a tener en cuenta y, una persona joven, no puede tener por mucho que intente aprenderla en los libros.
La teoría es necesaria pero, para llevarla a la práctica, se necesita algo más.
Cariños y buena semana.
kasioles

MAR said...

Yo, tampoco soporto que traten mal a la gente mayor, o como tontos o sordos o los ignoren.
Mi mamá cuando la acompaño al doctor me habla a mi y ella dice yo soy la paciente tengo 81 año y entiendo todo y yo le encuentro toda la razón!!!
Debería ser como en otras culturas que le hacen un honor a las personas mayores por su sabiduría y las tratas con respeto.
Un abrazo grande para ti, además que yo voy para viejita ya y todos lo seremos.
mar

Rafael Humberto Lizarazo said...

Le viene como anillo al dedo, esta entrada, a mi querida Boyacá: El gobernador electo, de apenas treinta años, dijo que se rodearía solamente de jóvenes en su gabinete y así lo hizo, desconociendo la experiencia de funcionarios altamente capacitados. Los unos llenos de títulos recién obtenidos y los segundos con la sabiduría que dan los años, pero sin trabajo... así es la vida.

Abrazos.

Deray said...

En mi trabajo diario estoy rodeada de personas mayores que así mismos se hacen llamar viejos "Ya estoy viejo" " No hagas caso de este viejo" "Será que como soy ya muy viejo" ..
Así a diario y siempre mi respuesta es la misma " Viejos son los muebles, tú eres mayor en edad y sabiduría" No soporto que a las personas mayores se las llame viejas, !!Me suena tan mal!!! No son viejos ni tontos ni tampoco niños como se suele decir a veces, son personas con una gran experiencia de la vida, cada uno en lo suyo, pues no tuvieron las facilidades que se nos brindan ahora. Pasaron guerras, hambre, miserias a veces, yo creo que son dignos de admiración y que ahora después de tantas historias y cosas pasadas, deberían ser los más felices del mundo y colaborar todos en que así fuera. Se conforman con poco, muy poco, con una mijita de cariño, una visita de un familiar, algún caramelo de vez en cuando y que se les escuche un poquito para desahogar lo que encierran en sus almas ya tan dañadas...

Las personas mayores nos pueden dar muchas lecciones y mucho aprendizaje...

Un beso Ricardo

Mercedes Cardona said...

MERCE CARDONA. Dice, yo tengo 85 años i no me considero vieja, i tengo ilusión por todo incluso las amigas de mis nietas le dicen. Valeria pregúntaselo a tu abuelo que ella tiene el corazón joven i nos entenderá. Yo siempre dogo, que las cosas viejas ay que tirarlas. Años atrás los abuelos eran adorados y respectados, ahora ya no ay respecto para nada. Agradezco tu visita. besos.
Lo malo es que nuestra experiencia no les sirve....

DEMOFILA said...

Como dices en tu entrada vale más la experiencia que los años, cuando dicen el vejete no saben lo que dicen, si lo hacen de modo despreciativo es una falta total de respeto, pero lo que no saben es que éste le da mil vueltas en conocimiento a todos los que le llaman así.
Gracias por tu visita y tu comentario, dices en él que el amor es bello, y que tal como lo describo en mi poesía lo es mucho más, te agradezco tus palabras hacía ella.
Besos, feliz fin de semana.

São said...

A velhice deveria ser respeitada.

Infelizmente, meu querido Ricardo, há décadas que se trata a Juventude como um valor em si, o que é uma rematada tolice.

Pior , os mais velhos até parece que se envergonham de o ser e , muitos deles, desataram a fazer crescer a cirurgia estética ...

Tenho 66 anos , muito orgulho na minha vida e jamais faria uma cirurgia para tirar rugas !

Estimado amigo mio, fuerte abrazo

Manuel said...

Muchos de estos "vejetes" han vivido tiempos difíciles, e incluso algunos han conseguido prosperar en medio de la adversidad, por lo que es un grave error obviar sus conocimientos, y aprender de sus errores; aunque son muchos que piensan "que nadie aprende por cabeza ajena".
Un abrazo, Ricardo.

Followers

Blog Archive