Translate

Tuesday, May 05, 2015

La pobreza del sectarismo

A un buen número de sectas religiosas en general se les dificulta cambiar normas que ellas mismas generan y que asignan sin ningún reato de conciencia a Dios. Se creen los poseedores únicos de la verdad y por tanto asumen que, quienes no están con ellos, no llegaran al cielo, como si la salvación sea privilegio de tan solo unos cuantos.

Pobre falacia la que los hace fanáticos en exceso, lo cual en el proceso los aparta del sano concepto de la comprensión. No transan porque no aceptan y no lo hacen pues no quieren entender que en el Reino de nuestro Creador hay cobijas para todos, e incluso se encuentran listas para los equivocados los que, si en un momento se hacen conscientes de sus errores, y se proponen a hacer enmiendas basadas en una contrición, no de palabras, pero sí de corazón, ellos también alcanzarán un puesto en el Paraíso.

No por mucho madrugar amanece más temprano y por ello el sectarismo juzgador al final lo que más probable que traerá consigo será el enfrentamiento innecesario, confrontaciones que en nada se parecen a lo que nos enseñó Nuestro Señor quien dejo un mandamiento eterno que nos llama a amarnos los unos a los otros.


Para mi nuevo libro "Sortilegio de Pasiones" favor hacer clic en el titulo a la derecha debajo de mi perfil

10 comments:

CHARO said...

Todas las religiones tienen sus verdades pero la única VERDAD sólo la tiene DIOS......y Él nos ama a todos los humanos por igual y quiere su salvación se crea en la religión que se crea siempre y cuando seamos buenas personas y coherentes con aquello que creemos. DIOS ESTÁ POR ENCIMA DE CUALQUIER RELIGIÓN. Saludos cordiales

esteban lob said...

Ya había hecho un comentario sobre este post, pero parece que no entró.

El sectarismo, muchas veces lleno de fanatismo, es un mal endémico de nuestros tiempos.

Te deseo, amigo Ricardo, un gran éxito con tu nueva obra.

Mucha de la Torre said...

hola querida Ricardo.Contame de que se trata tu nuevo libro
Te admira lo mucho que escribes Yo soy una vaga al mio que estaba escribiendo lo dejé por la mitad mil besos

Mercedes Cardona said...

MERCE CARDONA.Dice, Pienso que Dios no guizgara las religiones sino a las personas, sean de donde sean....

He visto tu nuevo libro te deseo un gran existo, estas muy guapo. agradezco tu paso por mi casa.

Besosssssssssssssssss

Marina Fligueira said...

¡Hola Ricardo!!!

Estuve un tiempo parada pero ya hay una nueva entrada desde el 1 de mayo. Tú has entrado en la anterior. Pero no importa es para que lo sepas.
Nos dejas un tema interesante el de las setas que dicen llamarse religiosas, pienso que son la destrucción de miles de familias arañándole todo lo que tienen. Son un veneno para la sociedad que ya tiene bastante con otras circunstancias. Haber quien las quita? Y por encima alguna Iglesia las apoya. Vivimos en una trampa.

Gracias por tu paso por me blog y por tu buen hacer.
Te dejo un beso azul en vuelo y todo mi estima.
Se muy muy feliz.

¿Ah, el libro esta a la venta en
España?

amparo puig said...

Magnifica entrada, Ricardo. La verdad nos hará libres, dice el Evangelio, y las sectas fanáticas no persiguen ni la Verdad ni la libertad
El mensaje de Jesús es claro, el amor y el perdón, pero aún así no acamos de entenderlo
Un abrazo.

Kasioles said...

Las sectas son como la gripe, se propagan a gran velocidad.
Buscan a personas vulnerables para hacerles un lavado de cerebro y así captarlas para siempre.
Nadie está en posesión de la verdad, pero el corazón sabe muy bien que camino tomar, ése siempre nos conducirá hacia Él.
Cariños y buena semana.
kasioles

Marcos said...

Soy un poco antiguo. Habría posibilidad de adquirirlo en libro y a ser posible sentirme honrado con tu dedicatoria.
Mi e-mail: jemarfon@gmail.com.

CÉU said...

Hola, mi querido amigo, Ricardo!

Entendi muy bién todo tu escrito, mesmo sin traductor en tu blog, pero también te digo k a tradução é feita em português do Brasil, e portanto é péssima.

O fanatismo religioso, ou de qualquer outra espécie, é terrível e destroça las consciências. Todos somos pecadores, nós lo sabemos, pero, tentemos seguir las palabras do Mestre, de NUESTRO SENHOR. "amem-se uns aos outros, como Eu vos amei".

Gracias por tu visita e amáveis palabras. Las imagens, que coloco en ni blog. têm a intenção de despertar vuestros sentidos y sentires.

Esse fim de semana, estou pensando em postar novo poema. Te aguardo, logo k te seja possível.

Um abrazo sincero.

Sor.Cecilia Codina Masachs said...

Hola Ricardo, buena entrada.
Al final de la vida, solo nos examinarán del amor, Dios no preguntará de qué religión somos, solo nos dirá si hemos amado como él nos ama.
Un gran abrazo.
Sor. Cecilia

Followers

Blog Archive