Translate

Wednesday, February 25, 2015

La esencia del crecimiento

Cuando hablamos en esta ocasión del crecimiento quisiera referirme exclusivamente al aspecto emocional de las personas, partiendo del concepto de que su esencia es la buena voluntad hacia el cambio, buscando a diario el adelantamiento constante y no la imperfecta perfección mental y espiritual, ya que el perfeccionismo, no solo hace más difícil lograr lo perfecto, sino que a la vez genera ansiedades innecesarias que gestan adicionales problemas emocionales y mentales.

Lo anterior no se opone a la necesidad de hacer las cosas cada vez mejor, entendiendo al tiempo que lo excelente es mucho mejor que lo bueno. La limpieza, por ejemplo es algo que se admira y gusta, reconociéndose paralelamente el esfuerzo de quien realiza el trabajo para lograrla.

No resulta tan conveniente por el contrario que, quien mantiene su casa como un espejo, haga de este propósito una obsesión en la que no puede haber en parte alguna un solo corpúsculo de algo sucio pues tal persona por tal motivo se juzga y auto castiga en exceso, haciendo lo propio con los demás que habitan bajo su mismo techo. Las cosas equilibradas y ponderadas serán el propósito ideal para hacer las tareas bien y permitir a la vez la anhelada tranquilidad que todos deseamos, propendiendo por ambientes serenos y tranquilos.

12 comments:

Rafael Humberto Lizarazo said...

La obsesión por el perfeccionismo nos puede llevar a convertir nuestras vidas en un verdadero infierno... bueno es el culantro, pero no tanto.

Un abrazo.

esteban lob said...

No se lo digas a nadie, amigo Ricardo, pero le voy a mostrar de inmediato tu artículo a mi esposa, ¿por qué será?
De todos modos,en su caso, no alcanza a ser obsesión ni a alterar caracteres, menos mal.

Interesante y original post.

Kasioles said...

Todas las metas que nos propongamos en esta vida, deberán ser accesibles, así no nos ocasionarán ningún trauma.
El obsesionarnos con lograr ser perfectos, no conduce a nada bueno.
Cariños y buena semana.
Kasioles

CHARO said...

Es bueno intentar ser perfeccionista pero obsesionarse con ello ya no es conveniente porque podría convertirse en todo un desastre de convivencia.Tus entradas son siempre muy acertadas.Saludos cordiales

Marina Fligueira said...

¡Hola Ricardo!!!

Estoy de acuerdo que uno debe esforzarse algo para conseguir el propósito de hacer cada día, las cosas mejor; e ir creciendo como persona sobre todo: y en todo. Pero intentar perfecciones... a mi modesta forma de pensar, la perfección no existe! siempre habrá algo que no esté perfecto. Uno tratará siempre de hacer lo que sea, lo mejor que pueda.

Un abrazo y se muy muy feliz.

Marcos said...

Todos los excesos son malos. Malo es no tener conciencia responsable pero peor tener una conciencia escrupulosa enfermiza.
En eso de la limpieza tengo un pariente cercano que casi nunca vamos a visitarla. Nada mas entrar te pone zapatillas, y como te saque una galleta te llena de servilletas por todas partes por si te cae una miga. Resultado, para estar incomodo, no vamos.

Mucha de la Torre said...

todos los excesos
todo en moderación
sino se raya en adicción
mil besos

RosaMaría said...

Cuánta razón tienes! Conozco a una persona que excede su trabajo en la casa, en la que no te sientes cómodo. Eso hizo que espaciara mis visitas, ya que además es crítico, creo que por lo mismo.
Esto me generó problemas hasta de culpabilidad, pero ahora veo que intuitivamente puse a resguardo y salvo mi integruidad moral e intelectual. Gracias por tu post tan acertado e interesante. Besos.

MAR said...

Si, cada uno con sus mañas, pero ni tan flojo ni tan maníaticos, jaja.
Buen post.
Besos y abrazos.
mar

Mercedes Cardona said...

MERCE CARDONA. Dice, ¡Cuanta razón tienes!,en mi paso por este planeta,he aprendido en no ser obsesiva con nada, crecer interiormente es aceptar las cosas tal cual son, no ser critica, dejar que los demás sigan su camino.

Agradezco tu visita. Da gozo leerte
Besossssssssssssss

São said...

Crescer é algo que todas as pessoa devem tenta fazer , sem magoar ninguém

Meu querido Ricardo recebe um enorme abraço

Ligia said...

Los extremos no son buenos, y no hay que llevar las obsesiones a ningún sitio. Abrazos

Followers

Blog Archive