Translate

Friday, January 30, 2015

La Salle. Setenta y cinco años haciendo patria

Salve, Salve La Salle alma joven, es parte de uno de los himnos de nuestro adorado colegio de La Salle, cuya historia esta asimilada en mi familia por siempre. Mi padre Carlos empezó la tradición estudiando en Bogotá a comienzos del siglo veinte, época en la cual uno de sus profesores fue el hermano Ignacio Felipe quien, para mi satisfacción, actuaría como rector del colegio en el cual me forme en Pereira a comienzos de los sesenta. La historia es muy nutrida al respecto puesto que me tocaron dos edificios a la vez. Primero, entre 1959 y 1960, el ubicado en la plaza Olaya Herrera, cuyo traslado hicimos pupitre en mano con Lasallista entusiasmo los alumnos, hacia las segundas instalaciones de aquel bello paraje ubicado en el área del barrio Providencia, antes de tomar la vía hacia Armenia.

La Salle es el semillero de mis valores, gestados desde la mesa de casa dentro de un espíritu cristiano fomentado por mis padres, el cual luego se confirmaría con la vida espiritual transmitida desde las aulas Lasallistas, en donde cada día se iniciaba con devota oración a Dios y los fines de semanas, a través de la celebración de la Santa Misa. De esas épocas recuerdo con aprecio instituciones formativas como La Legión de María, Los Boy Scouts, La Sociedad Científica, y la Banda de Guerra, entre muchas otras, los cuales impregnaron en nosotros principios fundamentales de ciencia y virtud, tal y como lo proclama el himno que allí aprendí.

Y que ha representado entonces el Colegio de La Salle para Pereira? : un verdadero asilo de rectitud, en el cual varias generaciones se han beneficiado de la inteligencia de grandes profesores y de principios imperecederos. La Salle ha preparado a sus egresados tan bien a lo largo de estos setenta y cinco años en Pereira, iniciados en 1939, que de ahí han surgido personas de indudable valía para la ciudad, el departamento y Colombia. Quisiera mencionar a algunos nombres pero, para no errar por omisión solo citare el del Dr. Hernán Vallejo Mejía, quizás uno de los cerebros más brillantes de Colombia, quien desde su paso por diversas entidades entre las que destacaría el Ministerio de Agricultura que ocupo con lujo de excelencia en dos ocasiones, Fedegán, y la Asociación de Bananeros- Unibán- adonde con fervor Lasallista mostró su perfil de talla presidencial, magistratura que no ocupó debido a su temprana partida al encuentro de Nuestro Señor.

Es importante reconocer la ubicación en el tiempo de varios gobernadores y alcaldes de Pereira y Risaralda, así como de destacados empresarios, gerentes de Institutos del gobierno, quienes en su paso por tales posiciones han dejado en grande el buen nombre del colegio. Mis condiscípulos, además de múltiples compañeros de cursos cercanos, son hoy personas destacadas al servicio de la sociedad, todo ello gracias a las enseñanzas de educadores de gran valía como lo fueron los hermanos Germán(experto en matemáticas), Martín( Química), Ángel Salomón(Maza), Teodoro (Colabore joven), Alfonso (Camorra) y Cristóbal Fernando(Corocito), quienes forjaron en nosotros, en conjunto con un puñado más de religiosos y profesores, la creencia del querer es poder, enmarcada ella en conceptos básicos como la Cívica, La Urbanidad y el Catecismo de Gaspar Astete.

Pereira tiene que sentirse muy bien gratificada por estos setenta y cinco años de apostolado que han hecho que, nuestro Colegio de La Salle tan querido, nos mantenga firmes en las creencias inspiradas por el fundador, San Juan Bautista de La Salle y hoy regiamente interpretadas por su magnífico rector, el Hermano Álvaro Llano. Gracias y loor a todos Uds. educadores y apóstoles Lasallistas por siempre, por estos invaluables aportes de virtud y saber, en donde el deber faro es que ha de alumbrar, en una sociedad que, como la actual, demanda la necesidad de estos principios.


9 comments:

amparo puig said...

Cuán importante es la educación y cómo nos marcan los buenos colegios, los grandes profesores que supieron llevarnos por el buen camino. Qué bello homenaje a aquellos que no sólo te impartieron enseñanzas sino que te impartieron valores cristianos que te han acompañado toda la vida.

Mercedes Cardona said...

MERCE CARDONA. Gracias por hablarnos del colegio de La salle,En España también se conoce. Buen relato, me ha encantado, si, la educación hace mucho, pero el ambiente malsano que hoy corre, muchas veces los corrompe... Hay tanta juventud atrapada por las drogas....por la miseria, por los sin techo.

Agradezco tu paso mi mi casa, es un placer leerte. Beosssssssssss

OSCAR MEJIA SALAZAR said...

Un gran colegio imprime marca indeleble en la personalidad del individuo. Gran aplauso a los 75 años de La Salle de Pereira.

Anonymous said...

Un buen colegio imprime marca indelible en la peronalidad individual del hombre y de la mujer.Gran aplauso para La Salle de Pereira en sus 75 años.

Marcos said...

Aquí lo tenemos muy cercano a la entrada de Paterna, entiendo una gran institución.

Kasioles said...

En la época a que te refieres, en todos los colegios teníamos que asistir a misa antes de clase, por lo menos ese es el recuerdo que yo tengo.
En España, también hay muchos colegios de La Salle, años atrás, era sólo para chicos.
Con tu entrada, has hecho un precioso homenaje a tu colegio, los Hermanos de la Salle si leen tu entrada, se van a emocionar.
Cariños.
Kasioles

Franziska said...

Comprendo que te sientas muy orgulloso de la educación que has recibido y ya que eres un hombre, te sientas agradecido y quieras compartir con todos las causas de tu alegría. Te felicito. Enhorabuena.

Un abrazo. Franziska

Marina Fligueira said...

Valen mucho los principios, claro que si. Lo que pasa es que ni todo el mundo puede asistir a un colegio como La Salle, creo que es privilegio de unos pocos. Felicidades a los que pudieron asistir. O todavía asisten...
Ha sido un placer pasearme hoy por tus letras que dicen mucho de ti y de tus principios. Mi enhorabuena
Un aplauso prolongado para esos grandes profesores.

Te dejo mi gratitud y mi estima.
Un besote y se muy muy feliz.

MAR said...

Que alegría que hayas tenido una buena experiencia de colegio, en cambio yo tuve fobia escolar, estuve en varios colegios y nunca me sentí bien en ninguno, termine con exámenes libres, pero igual ya es una etapa superada menos mal.
Un abrazo grande y ojala todos los niños del mundo encuentren un colegio como el tuyo, que ademas de educación, les de apoyo, compañerismo, valores y humanidad.
mar

Followers

Blog Archive