Translate

Friday, November 14, 2014

La gratitud demanda acción

Una vida sin gratitud es algo hueco, insensible, sin sentido, ya que quien no agradece se pasa su existencia plagado de una insolente soberbia que al final poco o nada le deja, excepto un gran vacío interior.

Se dice que él estar agradecido es un sentimiento y que la gratitud requiere acción, ya que ella se compara con la fe, la cual, como bien se dice, "sin obras es letra muerta, lo que hace perentorio el actuar esto es practicar lo que se piensa y siente al respecto.

Por tal concepción resulta importante agradecer todo lo que nos llegue, así sea algo aparentemente insignificante, puesto que al proceder así, no sólo estaremos con humildad aceptando lo que recibamos o que ya tengamos, sino que además nos convertirá en un buen instrumento para alegrar las vidas de quienes, con desinterés, nos lo otorgan, en muchas ocasiones incluso en forma discreta.

13 comments:

Mª Jesús Verdú Sacases said...

Ricardo, totalmente de acuerdo, yo practico el agradecimiento a diario, como forma de vida y suelo recordar todo lo que tengo por agradecer antes de lamentar algo. Normalmente, cuando has acabado de agradecer ya no tienes ganas de quejarte más.

AMBAR said...

Así es, ser agradecidos es importante, justo y necesario, para quien lo agradece, tanto como para quien lo recibe, ambas partes se sienten satisfechas y felices.
Un abrazo.
Ambar

Boris Estebitan said...

Muy de acuerdo, humildad es gratitud.

Kasioles said...

De siempre me ha gustado dar, compartir, sin esperar nada a camabio, de esta forma, no me llevo sorpresas.
Cariños y buena semana.
Kasioles

RECOMENZAR said...

Bello Ricardo
Pararse a pensar que tenemos salud y podemos ver la puesta de sol
el resto se lo tiramos al universo

Marcos said...

No solemos apreciar las cosas hasta que las perdemos, pero en realidad todo es para bien aunque no lo comprendamos siempre. Solo por abrir los ojos cada mañana debemos de dar gracias.

esteban lob said...

Agregaría, apreciado Ricardo, la ventaja de darnos cuenta que con aquello que mencionas...somos privilegiados.

MAR said...

Si agradecer siempre y valorar.
Gracias Dios mío por todo lo bueno que me das, sólo te pido que no te olvides de nadie nunca más.
Mi abrazo para ti lleno de cariño y amistad.
Que tengas una linda semana.
mar

Marina Fligueira said...

Eso es muy cierto, debemos dar gracias todos los días de la vida aunque no tengamos todas las cosas que necesitamos. ¿Que nos duele una pierna y también un brazo? ¿Y tenemos poco dinero?... ¡Pero tenemos voz para hablar y vista para mirar no estamos ciegos ni somos mudos, tenemos un techo donde abrigarnos: y una cama cómoda donde dormimos!
¡Somos ricos! Tenemos el deber de dar gracias mil veces a Dios nuestro Señor y a la vida.

Me ha encantado esta entrada. Gracias por tu buen hacer y por pasar por mi puerto marinero.

Un saludo muy cordial.

Marina Fligueira said...

Oye, Ricardo, Puedo llevarme el cartel a mi blog? Gracias y perdona la molestia.

Marina Fligueira said...

Muy buenos días, Ricardo.
Gracias por contestarme.

São said...

A gratidão é uma das maiores virtudes, acho eu.

Abraço de parabéns, meu querido amigo, pelo oportuno texto !

Lola said...

Hola Ricardo, hoy en día según están las cosas, tener un techo y poder comer cada día es una suerte, pero la mayor de ellas es estar bien de salud, que no duela nada o que sean pequeñas dolencias, eso sí que es una bendición aunque todo es necesario. Buena reflexión. Un abrazo.

Followers

Blog Archive