Translate

Saturday, March 08, 2014

Estos nocivos gusanos

Arranquemos por decir que, aunque la mayoría de los gusanos no son muy agradables a la vista que digamos, y que incluso su nombre genérico despierta cierto tipo de repugnancia, hay algunos que, aunque no son del género animal, indudablemente poseen propiedades bien venenosas y negativas. Citemos en este caso a gusanos como la envidia, el desamor, el pesimismo, y la falta de humildad, entre otros, que afectan hondamente el buen proceder de las personas.

Iniciando con el de la envidia podría bien decirse que esta corroe a quien la posee y hace daño injustificado sobre quien se descargan sus consecuencias. Siguiendo con el desamor, no creo que haya algo que endurezca más a las personas que la ausencia de él, puesto que con tal proceder, la comprensión y el deseo de ayudar, se reducen a su mínima expresión.

Y qué no decir del pesimismo? Este rastrero sentimiento y vivencia es el que lleva a quien lo padece, a no a ver la copa de agua medio llena, sino medio vacía. A los anteriores, serios defectos de carácter que demandan modificación, es preciso agregar el de la ausencia de humildad, la que desemboca en negación, soberbia, orgullo y altivez, bases y pilares en la toma de decisiones erradas.

CAPERUCITA MORADA Y EL EGO FEROZ
Ing.Ricardo TRIBIN ACOSTA
Disponible en eBook
http://www.aciicolombia.com/#!libros-recomendados/c21f6



12 comments:

amparo puig said...

Terribles todos ellos y, por desgracia aún hay más: la arrogancia, la prepotencia, la falta de empatía, la ausencia de misericordia, el abuso en todas sus variantes... Tenemos mucho que mejorar y en ello estamos.

Sor.Cecilia Codina Masachs said...

Un excelente post, mi querido Ricardo y muy apropiado para este tiempo de Cuaresma, donde la Iglesia que es Madre, quiere que en este tiempo intensifiquemos la oración y ayunemos en serio de estos malos gusanos que nos alejan del bien.
Un abrazo
Sor.Cecilia

JAVIER AKERMAN said...

Pesimismo y envidia, dos lastres en la evolución del ser humano, venenos mentales que destruyen el alma.
Un gran abrazo mi querido y admirado Ricardo, por este acertado post.

CHARO said...

Ya lo creo que son auténticos gusanos rastreros los que mencionas pero la envidia tiene además un veneno especial para usarlo contra sus innumerables víctimas.Que Dios nos ayude a prevenir estas "orugas" y en caso de posser alguna a erradicarla de inmediato.Te agradezco tus comentarios.Saludos

RAFAEL H. LIZARAZO said...

Así es Ricardo, esos "gusanos" son realmente los causantes de muchas de nuestras desdichas.

Abrazos.

Mucha de la Torre said...

Y cuanta envidia hay
Los celos
la envidia destruyen al que lo siente


Ser pesimista para mi no es tan malo Ya que a veces es muy dificil ver la luz del sol

São said...

Excelente reflexão a que aqui nos ofereces , querido Ricardo.

Mais uma vez te agradeço estas tuas lições de vida, amigo.

Bem hajas!

David C. said...

A combatir el pesimismo entonces.
Un abrazo.
David

Fanny Sinrima said...

Ricardo estoy muy de acuerdo con lo que dices en este escrito. Hay gusanos que corroen la conciencia y su mal trasciende, pues erosiona la amistad, la confianza, el amor y, en general, la convivencia.

Un abrazo.

La Gata Coqueta said...


Gocemos de las pequeñas cosas que la vida nos ofrece;
para encontrar la verdadera felicidad
no necesitamos ser ricos o poseer grandes bienes,
sólo necesitamos tener riqueza en el corazón
y llenarlo con cosas positivas.

Bendiciones en abundancia para ti
y para toda tu familia en esta bella
y esplendida semana que hoy comienza.

Un abrazo de felicidad para ver el horizonte
con la consabida ilusión y apertura de ilusiones.

Atte.
María Del Carmen





Misterio Azul said...

Cierto que esos gusanos que cvitas son horribles... no permiten vivir feliz...

Me ha gustado mucho.

Muchos besos.

Boris Estebitan said...

El pesimismo, vaya enemigo, te hace ver gris todo, gran post, saludos.

Followers

Blog Archive